Jue. Jun 4th, 2020

Víctor Charneco, Director de Comunicación de la Federación Española de Baloncesto

Federación Española Baloncesto FEB

Federación Española Baloncesto FEB

La trayectoria de Víctor es muy larga. Pasa por sitios muy diferentes. Empieza en la radio de Zafra (Badajoz) con 13 años y desde entonces no ha dejado de hacer periodismo nunca. En la carrera empezó haciendo prácticas en motor y su carrera profesional como tal, comenzó en el diario As en 1999. Después, ha ido desarrollando su profesión tanto en el ámbito deportivo como general pasando por jefatura de prensa en motociclismo, comunicación institucional en la Generalitat Valenciana, gestión cultural con proyectos de voluntariado en Latinoamérica, Radio Televisión Valenciana como jefe de gabinete, finalmente DIRCOM del CSD y ahora, DIRCOM de la Federación Española de Baloncesto (FEB)

¿Cuál es tu función principal como DIRCOM de la Federación?

V: Soy el encargado de comunicar todo lo que sucede en la federación en todos los ámbitos, las selecciones absolutas masculina y femenina y las selecciones de formación. Las cinco competiciones que realiza la federación a lo largo del año, todos los campeonatos nacionales de categorías inferiores, más toda la parte institucional. Diseño una imagen junto con el presidente e implementamos esa imagen y establecemos los objetivos de corto, medio y largo plazo, generamos vínculos con los periodistas y vamos contando todo lo que sucede en la FEB. 

¿Qué exigencias tiene que hacerse uno mismo para mantenerse en este oficio a nivel tan alto?

V: Lo que creo que se debe tener son ganas de seguir creciendo, estar muy atento a lo que sucede fuera. Es difícil inventar algo, hay que observar lo que otros hacen y adaptarlo. También hemos inventado alguna cosa. Somos los primeros que empezamos a retransmitir una competición regularmente a través de Twitter que fue nuestra liga femenina. Esto hizo que Twitter y Europa hicieran caso del éxito sobre la estrategia digital de nuestra federación, nos han colocado a la vanguardia y nuestro ejemplo lo han seguido muchos equipos y otros deportes. En otros casos nos toca a nosotros mirar y observar. Tiene mucho que ver con la actitud personal de cada uno, para mi sería insoportable pensar que de aquí a que me jubile, todos los días voy a hacer lo mismo. 

Mundial de Pekín: ¿como lo viviste, y como es la relación con los jugadores en momentos tan tensos?

V: Si lo hubiéramos diseñado no hubiésemos sido capaces de hacer un guion tan perfecto. Empezamos la preparación sin algunos de los jugadores más destacados. Clasificados como la segunda mejor selección. Generamos dudas por partidos complicados y el ritmo, se piensa que no van a llegar a ningún sitio y ellos empiezan a mejorar sin creer lo que dice la gente y ganan el mundial.

Dentro de la comunicación, ellos nos ven como parte del grupo. La relación se gestiona siendo extraordinariamente respetuosos con ellos, nuestro sentido gravita sobre los jugadores, que jueguen y encajen es la base, si no, no tenemos sentido el resto, nuestro trabajo es que tengan mejores condiciones. Lo que hacemos es informar de lo que hacen, dar a conocer lo que sucede, acercar a los aficionados, a los protagonistas a sus historias sin ser invasivos. Si tienen un mal momento, tanto personal como profesional, respetarlo.

¿Notas en el baloncesto el despunte del fútbol?

V: El fútbol es incomparable, multiplica por muchas veces al resto de los deportes Nuestro sector traduce lo que sucede en la sociedad, y lo que fundamentalmente sigue la gente es fútbol, es lo que mayor inversión publicitaria tiene, más aficionados, más interés y mejores audiencias. Eso hace que la inversión en baloncesto, cuya federación es la segunda más grande de este país, está entorno a los 18/20 millones y la FEF está en 150 millones. Son incomparables, pero complementarios. A todo el mundo no le gusta el fútbol. No es un enemigo, es un hermano mayor, que no nos perjudica, sino que todo su movimiento nos permite subirnos.

¿Cómo ves el baloncesto femenino? ¿Crees que cada vez hay más personas que se están implicando en el deporte femenino? 

V: Somos la federación española con el mayor número de licencias femeninas, la segunda a nivel europeo. Desde que llegó Garbajosa a la presidencia y desde que yo me incorporé, las líneas estratégicas de crecimiento y desarrollo ha sido el baloncesto femenino. Se organizó el mundial del año pasado en Tenerife y acciones de promoción para apoyar ese mundial. Ganamos con ese evento un premio de DIRCOM como el evento que había tenido la mejor comunicación para un acontecimiento de más de 1.000 personas en España en 2018. Esto supuso un incremento de más de 20.000 licencias femeninas. Nuestras acciones están dirigidas a hacer más notorio el baloncesto femenino, se generen mejores recursos para que no se tengan que ir a jugar fuera y la competición crezca, con el objetivo final de que el baloncesto llegue a más niñas y nuestro deporte siga creciendo. 

Comparándolo con el fútbol el baloncesto está mucho más nivelado en el masculino y el femenino

V: Teniendo en cuenta la diferencia entre las dimensiones del fútbol y el baloncesto, es probable que nuestro femenino esté más cerca del masculino que el fútbol femenino del fútbol masculino y eso tiene que ver con varias cosas. El baloncesto, en el que llevamos trabajando mucho tiempo, está más equilibrado y más cerca dentro de que no está cerca… Por ejemplo, la femenina tiene las mismas primas por ganar una medalla que la selección masculina. Yo destino los mismos recursos a cubrir el baloncesto femenino y el masculino. Se trabaja en una base de igualdad absoluta, pero las diferencias todavía existen. El baloncesto está trabajado desde hace más tiempo y está más cerca de la base de su masculino.

Siempre se dice que la NBA está a un nivel muy superior, ¿es así?

V: La NBA es la mejor liga del mundo. Cuenta con una cosa muy importante: el dinero. El último contrato televisivo de la NBA fue de unos 4.500 millones de euros, y el presupuesto completo de la ACB, incluido televisión, está entorno a los 30 millones de euros. Es imposible competir con eso. Además, la Euroliga no es una competición equiparable porque es una competición cerrada donde participan por sí una serie de equipos. 

La NBA tiene mucho dinero, cultura de deporte en la que invierten muchos recursos, ficha mucho talento de fuera. Esa capacidad para importar talento no la hay en España. No somos comparables, pero creo que la NBA es un modelo de lo que podemos hacer. Por ejemplo, en comunicación, lo miramos con frecuencia para aprender de lo que hace como novedad para tratar de traérnoslo a nuestro ámbito. 

¿Cómo se puede hacer para que esas personas jóvenes que se van a la NBA quieran seguir su carrera en España?

V: Lo primero es que la competición sea más relevante, genere más ingresos y esos recursos se puedan destinar a fichar jugadores. Hemos pasado unos años en los que, de 12 jugadoras, 8 o 9 estaban jugando fuera de España. Este año ya la ratio es más o menos 6 y 6. Hay que hacer la competición lo suficientemente atractiva como para que estén aquí, un producto atractivo que crezca, que genere recursos, porque cuanto más atractivo más jugadoras se quedarán. 

Sara Borjabad

Alejandro Díaz

Eva Paniagua

Beatriz Pañeda

Marina Salvador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *