enero 8, 2020

Un Madrid colosal a la final

Valencia - Real Madrid / EFE

El mejor Madrid se coloca en la final de la Supercopa tras ganar al Valencia con un gol olímpico de Kroos, un remate de Isco, y un golazo de Modric.

Con una nueva mecánica en la diputación de la Supercopa de España, el Madrid se coloca en la final tras ganar al Valencia. Se presentaban los blancos en Yeda con una alineación en 4-5-1, liderada por Jovic, muy diferente a la que suele presentar Zidane. Con la ausencia de Benzema y Bale sobre el campo, ha sido la ocasión perfecta para que Jovic tuviese los minutos deseados, rozando el gol. Ni Rodrygo ni Vinicius han estado presentes en el encuentro. Un Valverde en la línea de la perfección, una defensa impecable de Varane y un Isco al 100 hacen que el Madrid haya dominado en todas las facetas el juego.

El Madrid salía en Yeda con un juego tranquilo, sin prisas, parecía que los blancos estaban seguros de posicionarse en la final. Al Valencia por otro lado le costó meterse en el partido, no contaba con la posesión y recogía balones en aquellos pases fallidos de los blancos, no fue hasta el minuto 25′ cuando contaba al fin con una clara ocasión desde el córner. En las pocas ocasiones que Daniel Parejo y Wass intentaban colocar el balón se topaban con la más fuerte defensa blanca encabezada por Ramos y Varane, impecables en sus despejes.

El primer gol llegaba a pies de Toni Kroos en un saque de corner a lo Alexander-Arnold que ha dejado un gol olímpico al comienzo del partido en el minuto 15. Se animaba al poco Isco, que recogía un rechace de Modric, incluyó revisión del VAR por posible mano del Valencia, pero el gol rápidamente subió al marcador. Con el Madrid afianzado y un juego muy superior, el Valencia comenzaba a flojear y el Madrid comenzaba a arriesgar cada vez más, apostando por tiros desde fuera del área tanto de Mendy como de Isco.

Luka Modric celebra su gol, tercero del equipo ante el Valencia CF, durante la primera semifinal de la Supercopa de España en Yeda. EFE/Juanjo Martín

No se aleja de la perfección Fede Valverde, con carreras que dejan a cualquiera sin respiración, recuperando balones imposibles dejaba una jugada impecable de la mano de Kroos y Modric, en la que remataba pero no conseguía el gol. El balón de oro madridista, Modric, que no estaba haciendo su mejor partido, regalaba un golazo con el exterior en el minuto 66.

Luka Jovic frente Geoffrey Kondogbia durante la semifinal en Yeda. EFE/EPA/STR

Jovic era el protagonista antes de que comenzase el partido, todos los ojos estaban sobre el como líder al frente sin acompañantes en la búsqueda del gol, ha quedado lejos de ese papel ya que no ha hecho lo que debía, se ha quedado una vez más oliendo el gol, en esta ocasión C.Soler conseguía entrometerse y sacarlo del área.

El partido estaba hecho, y las ausencias han hecho que Zidane regalase tiempo a aquellos que llevan bastante sin disputar algunos minutos como Mariano, James o Marcelo trás su leve lesión. El Valencia conseguía encajar un gol de penalti que lanzaba parejo, de poco servía ya a dos minutos de finalizar el partido.

Nada ha podido hacer un impasible Valencia contra un Madrid que ha demostrado que no necesita a su 9 para hacer gol, y que lo tiene en cualquiera de sus jugadores. Mañana se disputa la semifinal entre el Barcelona – Atlético, el victorioso se enfrentará al Madrid el domingo a las 19:00h.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *