Jue. Jun 4th, 2020
not to racism

Durante muchos años hemos visto cómo el racismo ha estado presente en distintas áreas de nuestras vidas. El racismo está en cada esquina del mundo. De hecho, el fútbol es un área donde el racismo ha estado presente durante muchos años y el problema, tristemente, sigue ahí. Sin embargo, gracias a la educación y a la internacionalización estas situaciones han ido decreciendo con los años. Aún así, seguimos viendo numerosas situaciones de racismo en el fútbol.

«Negro, basura o mono» son algunos de los insultos que hemos podido escuchar en partidos de fútbol, en el pasado y recientemente. Durante los últimos meses hemos visto cómo algunas de estas situaciones han crecido alrededor del mundo. En España, el fútbol sufrió su peor experiencia en cuanto a racismo al rededor de los 2000, después la situación mejoró, pero como podemos ver, el racismo nunca llegó a morir. Además, en primera división en España un árbitro nunca ha cancelado un partido de fútbol debido a acciones racistas.

La simbología nazi siempre ha estado presente en numerosos partidos de fútbol en forma de banderas. Guss Hidink fue una de las primeras personas en comenzar la lucha contra el racismo en el fútbol. Fue entrenador de grandes equipos como el Real Madrid o el Chelsea durante muchos años. Hace años, en 1992, mientras era entrenador del Valencia Fútbol club, en un partido de fútbol, Hiddink vio una bandera con simbología nazi, así que decidió preguntar a uno de los trabajadores de la cancha si podría quitar esa bandera. Ese momento fue el comienzo de la lucha contra el racismo, pese a que Hiddink lo viese como un simple gesto humano.

El comienzo de la lucha contra el racismo de la mano de Guss Hiddink. Vídeo del documental «Fútbol y racismo» de Movistar +.

Además, el racismo no solo se refleja en forma de insultos en la cancha, si no que también se manifiesta en numerosas acciones, como tirar objetos al campo. Durante años hemos visto como aficionados han tirado plátanos, monedas o cacahuetes a jugadores negros mientras estos disputaban un partido de fútbol. Algunos de los jugadores que han vivido estas situaciones han sido: Roberto Carlos, Ronaldinho, Dani Alves, Samuel Eto’ y el más reciente; Iñaki Williams.

Roberto Carlos decidió romper el silencio y fue de los primeros jugadores de fútbol en hablar del tema. Roberto Carlos escuchó cómo algunos aficionados le llamaba «mono» desde la grada cada vez que tocaba el balón. Tajantemente, anunció que se retiraría del fútbol español si seguía viviendo este tipo de situaciones.

Sin embargo, cada jugador tiene una reacción cuando se refiere a estas situaciones. Por un lado, hay jugadores como Samuel Eto’ que han llegado a abandonar el campo llorando. Y por otro lado, hay jugadores como Dani Alves que toman otras iniciativas, en este caso decidió comerse un plátano que alguien le había lanzado desde la grada. Como en el fútbol y en la vida, cada uno es libre de expresar como se siente, a su manera.

Finalmente hemos vistos con acciones como estas que el racismo sigue presente entre nosotros. Por ejemplo, Iñaki Williams el jugador del Athletic de Bilbao fue insultado el 25 de enero de este mismo año mientras disputaba un partido en Cornellà. Los aficionados empezaron a simular sonidos de mono cuando tocaba el balón. Sin embargo, ningún árbitro en el campo decidió activar el sistema anti-racismo en el cual se incluye la cancelación del partido si la situación no se solventa.

Recientemente, Marega el jugador del Porto fue otra víctima de insultos durante un partido de fútbol. El jugador no recibió el apoyo de sus compañeros, quienes no estaban de acuerdo con que este abandonase el terreno de juego, algo que no fue bien visto, y dejó una imagen de cero compañerismo.

Iñaki Williams por el contrario recibió el apoyo de su equipo, y en sus últimas declaraciones a cerca del tema aclaró que él y todo su equipo abandonarían el campo si alguna de estas situaciones volviese a suceder, lo definió como «un puñetazo en la cara al racismo».

No solo se ha visto el racismo en numerosos partidos, también han sido participes de esta polémica numerosas portadas de diarios como la portada del Corriere dello Sport:

Corriere dello Sport

Tal vez, las palabras de Iñaki Williams no iban desencaminadas, a lo largo de los años se han vivido numerosas situaciones como estas, y jamás se ha podido dar un paso al frente o plantarle cara al problema. Tal vez, si se comenzase a tomar iniciativas como abandonar el campo cuando esto sucediese comenzaría a erradicarse el racismo en el terreno de juego, y se empezaría a tomar como lo que realmente es, un grave problema.

Marina Salvador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *